CONSEJO PARA LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR A.C.

En el contexto de la emergencia sanitaria en la que está inmersa toda la sociedad, es pertinente reforzar los mecanismos de interacción entre el médico y el paciente, y de esta manera fortalecer el estado de bienestar biológico, psicológico, social y espiritual de los pacientes, pues de ello se derivarán las mejores circunstancias para superar la actual crisis de salud que aqueja a miles de mexicanos.

Al participar en un conversatorio sobre el rol del personal médico ante situaciones de emergencia, el doctor José de Jesús Villalpando Casas, profesor universitario y expresidente el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica (COMAEM), enfatizó en la necesidad de garantizar estándares de desempeño de los profesionales de la medicina y de esta manera aseguran un ejercicio que responda a las necesidades de la sociedad.

Llamó a trabajar en conjunto para afrontar los distintos retos que se presentan en la docencia y práctica médica en el contexto nacional en un ambiente de tensión anímica y social. Dijo que el papel del médico es determinante, particularmente en la dimensión psicológica y social, de ahí la necesidad de fortalecer la capacitación para relacionarse profesionalmente con los pacientes, y no perder de vista que el aprendizaje significativo requiere de vivencia personales.

Llamó a trabajar en conjunto para afrontar los distintos retos que se presentan en la docencia y práctica médica en el contexto nacional en un ambiente de tensión anímica y social. Dijo que el papel del médico es determinante, particularmente en la dimensión psicológica y social, de ahí la necesidad de fortalecer la capacitación para relacionarse profesionalmente con los pacientes, y no perder de vista que el aprendizaje significativo requiere de vivencia personales.

Dijo también que además del lenguaje corporal es relevante eludir los tecnicismos para lograr claridad y comprensión en el lenguaje al comunicarse con el paciente.

Consideró que ante el posible escenario de la dilación de la prestación de servicios y factores como la despersonalización en la atención, la comunicación deficiente, la insatisfacción de usuarios, y hasta el burocratismo, se deben anteponer mecanismos de interacción fluida que busque inspirar confianza, tomando en consideración cultura, costumbres, nivel educativo, lenguaje, carácter y personalidad, y sobre todo capacidad para despertar empatía con el paciente.

Mencionó que otros puntos a considerar como son la necesidad de informar con mesura, prudencia y calidez respetando la dignidad humana, de comunicar de manera veraz y completa y ser sensible ante las vulnerabilidades y temores del paciente.

Otros puntos que mencionó el Dr. Villalpando es la necesidad de fortalecer el trato social digno y considerar la condición sociocultural de las personas y sus convicciones personales y morales; respetando su pudor e intimidad, independientemente de su edad, sexo, género y circunstancias personales.

Dijo finalmente que las buenas relaciones entre el médico y su paciente redundan en la mejor calidad de su atención y por ende, de su salud.