CONSEJO PARA LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR A.C.

La emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 representa un enorme desafío para la educación en todos sus niveles pero también significa una oportunidad para la innovación del sistema educativo planteándose a la digitalización educativa como un proceso irreversible, expresó el maestro Alejandro Miranda Ayala, director general del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), al participar en el webinar “Los procesos de evaluación y los mercados laborales”, organizado por la Secretaría de Educación de Tamaulipas, y que convocó a rectores, directores Generales, académicos, funcionarios, docentes, y estudiantes de posgrado universitario.

Organizado por la Secretaría de Educación de Tamaulipas a través de la Subsecretaría de Educación Media Superior y Superior, esta conferencia impartida en línea, permitió abordar los retos que se enfrentan actualmente a partir de nuevos enfoques de los procesos de evaluación educativa, así como el fortalecimiento de las instituciones, programas académicos e infraestructura y su pertinencia en la formación de profesionales en los distintos mercados laborales, en el contexto de la emergencia sanitaria que vive el país.

Durante la sesión, puesta en marcha por el licenciado Mario Gómez Monroy, secretario de Educación de Tamaulipas, se contó con la participación de la Dra. María de Ibarrola, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (CINVESTAV); del Mtro. Antonio Ávila Díaz, Director General del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (CENEVAL); y el Mtro. Miguel Ángel Tamayo, coordinador general de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), así como el Mtro. Miguel Efrén Tinoco Sánchez, Subsecretario de Educación Media Superior y Superior de la entidad, y quien fungió como moderador.

En el desarrollo de su exposición, dirigida a personal de instituciones públicas y privadas que imparten educación media superior, y superior en Tamaulipas, el maestro Miranda se refirió a los retos para enfrentar la transición hacia esquemas digitales a partir del hecho de que la educación no presencial es aún marginal en el país, y la prevalencia de los problemas de problemas de la comunicación a distancia, como la resistencia o falta de preparación para migrar a esta modalidad, la falta o insuficiencia de infraestructura tecnológica y el desconocimiento de alumnos y docentes en el uso y manejo de plataformas digitales, entre otras.

En sustento a esta aseveración se refirió a una encuesta realizada por la ANUIES en 582 Instituciones de Educación Superior, en la que se diagnostica que 26% de sus estudiantes no cuentan con computadora o tableta y no tienen acceso a Internet de manera constante en casa.

El titular del COPAES consideró que la “brecha digital conspira contra el aprendizaje de los estudiantes menos favorecidos”, pues al analfabetismo digital y falta de acceso a tecnologías, se agregan, impulsadas por la emergencia sanitaria y el aislamiento social, problemáticas familiares de diferente índole, como es violencia doméstica, y la pérdida de empleo de los padres y problemas económicos.

A esta circunstancia, puntualizó, se adiciona la necesidad de fortalecer y/o dotar de nuevas capacidades a los docentes Universitarios virtuales, entre ellas, saber comunicar en entornos digitales, la creación de contenidos digitales, entre una amplia nueva gama de nuevos saberes y habilidades pedagógicas.

También los planes de estudio deben cambiar, y contempla, entre otras características, un currículo flexible, prácticas en los espacios de trabajo e investigación, así como sistemas de calidad para la formación híbrida y aprendizajes sincrónico y asincrónico.