CONSEJO PARA LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR A.C.

Con el propósito de redimensionar los beneficios y ventajas derivado de los procesos de evaluación y acreditación de carreras y programas educativos en instituciones de educación superior, a invitación de la Secretaría de Educación de Tamaulipas, el maestro Alejandro Miranda Ayala, director general del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), expuso que los procesos de aseguramiento de la calidad, son hoy el mecanismo reconocido de manera institucional para fortalecer la formación de profesionales socialmente responsables y con las capacidades que exige el desarrollo de sociedades altamente competitivas.

Al participar de manera a virtual en el ciclo de conferencias “Ventajas y beneficios de la evaluación de la acreditación de la educación superior”, y con una nutrida participación de académicos, funcionarios del sector educativo, así como rectores, exrectores y directores de instituciones de educación superior, Miranda Ayala dijo que en 20 años se ha avanzado, pero falta mucho por hacer. Y dimensionó el reto: de las 3,576 IES activas, únicamente 605 han evaluado uno o más de sus programas educativos, lo que representa tan solo el 16.9%.

Image

Al poner en marcha los trabajos de esta actividad académica, el Mtro. Flavio Hinojosa Álvarez, titular de la subcomisión de Evaluación, Acreditación y Certificación de Educación Superior, COEPES Tamaulipas, en representación del secretario de Educación, Lic. Mario Gómez Monroy, puso de manifiesto que su objetivo es instrumentar un innovador programa de promoción de los beneficios y ventajas que se obtienen derivado de la evaluación y acreditación de carreras y programas educativos en instituciones de educación superior

Durante una amplia presentación Alejandro Miranda Ayala planteó un panorama general de la educación superior en México, y dio cuenta de los avances en materia de aseguramiento de la calidad educativa y el camino para seguir transformando la Educación Superior.

Image

Refirió que la Ley General de Educación Superior del 15 de abril del 2021 establece la construcción del Sistema de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (SEAES), reconociendo de manera institucional la importancia de los procesos de la acreditación para la mejora continua, imperativo para la transformación de la educación superior.

A manera de contexto recordó que en México existen 3,578 IES, y que la mayoría son instituciones particulares (2,570) y el resto son de sostenimiento público (1,008). Del total de IES, 605 (16.9%) han acreditado uno o más de sus programas educativos (5,499) pese a que de los 32,854 existentes, 26,010 (79.2%) cumplen con los requisitos para ser evaluables. En cuanto a la matrícula, 5 de cada 10 estudiantes se forman en un programa reconocido por su calidad (2,155,884). Es decir hay un enorme déficit en materia de acreditación.

En cuanto a Tamaulipas existe una matrícula de 140,675 alumnos en 120 IES que cuentan con 1,394 programas educativos; la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) representa el 27% de la matrícula total. Asimismo, en la entidad hay 142 programas con calidad (matrícula de 57,853 estudiantes). Y la UAT es la que más tiene: 44. A nivel nacional, Tamaulipas ocupa el lugar número 16 en acreditaciones otorgadas por algún Organismo Acreditador reconocido por COPAES. Es decir el trecho por avanzar es considerable.

Image

Ante el planteamiento de ¿para qué sirve la acreditación?, Miranda Ayala, también presidente de la Red Iberoamericana para el Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior (RIACES), expuso que permite responder a los desafíos de la economía, del trabajo, de lo social y cultural. De igual manera permite asegurar que los programas respondan a las exigencias del mundo actual y del futuro; propiciar la vinculación IES-sector productivo y facilitar la movilidad de estudiantes, académicos e investigadores a nivel local y mundial.

Asimismo, los procesos de evaluación y acreditación propician el desarrollo de redes globales para el aprendizaje y el conocimiento; transparentan la distribución y uso de fondos públicos; fortalecen la articulación y nueva gobernanza entre las IES (nacionales e internacionales); sustentan la toma de decisiones basada en evidencias, y ofrecen la experiencia del evaluador para mejoras constantes.

Llamó la atención a revitalizar los procesos de acreditación pues los instrumentos de evaluación, que tienen como referente a las universidades más avanzadas, son aplicados indistintamente, por lo que la acreditación acaba siendo inequitativa y forzada. Y enfatizó en que la acreditación debe poner énfasis en los temas de inclusión e internacionalización, equidad de género, y abandono y retención

Image

En este sentido, en Tamaulipas, del total de programas evaluables de licenciatura, 608, el 82% de estos programas son susceptibles de ser evaluados, particularmente en las IES particulares, que evidencian un rezago del 95%, tarea en la que el COPAES puede contribuir a través de los procesos de acreditación/certificación, dictámenes de RVOES, acreditación de la gestión institucional y obtención del sello de calidad Kalos Virtual Iberoamérica, para avanzar en los procesos de internacionalización solidaria.

Miranda Ayala, planteó que COPAES de igual manera está en posibilidades de acompañar a las IES que tienen programas evaluables mediante la acreditación orientada al logro: identificando a las instituciones con mayor matrícula y que sean evaluables, y estableciendo un Programa de Acompañamiento.

Además, realizar la acreditación intermedia de los programas educativos no evaluables con la finalidad de garantizar su calidad, e Implementar Buenas Prácticas en los programas educativos que se imparten en modalidad a distancia.