CONSEJO PARA LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR A.C.

- Participa el Titular del COPAES con la conferencia magistral “Herencias pandémicas: los retos de la educación superior de excelencia”

La pandemia deja como aprendizajes en México y América Latina que la digitalización educativa es un proceso irreversible y complejo que obligará a nuevos hábitos y prácticas universitarias, expresó el Mtro. Alejandro Miranda Ayala, Director General del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), al participar en la sesión inaugural de la semana de actividades académicas para conmemorar los 25 años de la Universidad Tecnológica de Tabasco (UTTAB).

Acompañado de manera virtual por la secretaria de Educación de Tabasco, Dra. Egla Cornelio Landero, y por el Dr. Lenin Martínez Pérez, rector de la UTTAB, el titular del COPAES presentó la conferencia magistral “Herencias pandémicas: los retos de la educación superior de excelencia” en la que establece que la pandemia llegó para quedarse y abre la oportunidad de propiciar el gran cambio en el modelo educativo universitario. “El tránsito hacia un modelo híbrido de evaluación y/o acreditación es inevitable y necesario”.

Image

Luego de celebrar que la UTTAB haya fortalecido su oferta académica y formativa en carreras vinculadas al empleo de las TIC, dijo que la nueva realidad nos llevará al trabajo en línea y a preparar a los estudiantes con las habilidades necesarias para las carreras emergentes. De los propios estudiantes se demandará nuevas actitudes ante el estudio: madurez, concentración y autodisciplina para aprender digitalmente. De igual manera la nueva realidad conlleva a una redefinición laboral al requerirse profesionales que trabajen en equipos virtuales, dispersos geográficamente, entre otros atributos y requerimientos.

Miranda Ayala, también presidente de la Red Iberoamericana para el Aseguramiento de Calidad en la Educación Superior (RIACES), al mencionar algunas de las secuelas de la pandemia, estimó que habrá que enfrentar una deserción de alrededor de 600 mil alumnos, aparejada a la caída en los ingresos de los hogares, la necesidad de incorporarse al mercado laboral y la migración a otras IES.

Image

Adicionalmente se presentan los aspectos psicológicos y emocionales por el desgaste de las medidas de contingencia y la migración obligada a modalidad online, que traería consigo insatisfacción por esta modalidad, calidad deficiente y dificultades técnicas, por lo que habría que instrumentar acciones que permitan mejorar la operación de los servicios online, flexibilizar programas de estudio, ampliar alcance de tutorías, focalizar acciones en grupos vulnerables, e implementar programas de atención psicológica.

En este sentido el maestro Miranda Ayala se preguntó ¿Qué nos va a demandar la tecnología en la nueva normalidad? Mencionó tres rubros centrales: equidad, infraestructura y aprendizajes. En el aspecto de equidad, consideró el acceso a tecnología e internet, el alfabetismo digital, y el aprendizaje analítico para retención y atracción de alumnos.

Asimismo, en lo referente a la Infraestructura para el teletrabajo, mencionó la necesidad de garantizar conectividad y WIFI, reducir los costos de energía del campus físico, y la adopción de tecnología para profesores. Adicionalmente la necesidad de rediseñar el campus físico con espacios híbridos para el aprendizaje, plataforma de educación a distancia, plataforma para colaboración entre docentes y alumnos, y garantizar comunicación sincrónica y asincrónica para el aprendizaje.

Compromiso con la excelencia académica y la innovación con sentido social

Por su parte la Dra. Egla Cornelio Landero, secretaria de Educación de Tabasco, y representante personal del gobernador del Estado, Lic. Adán Augusto López Hernández, al poner en marcha los trabajos de este aniversario, recordó que las universidades tecnológicas surgen como una modalidad joven de la educación superior pública en Tabasco y en México para formar profesionales altamente calificados en áreas tecnológicas, a través de una preparación intensiva, con un enfoque práctico, con herramientas y valores para responder a las necesidades del sector laboral en la entidad y en el país.

Image

Destacó que la UTTAB ratifica su compromiso con la excelencia académica y la innovación con sentido social a partir de ocho ejes centrales: Equidad, Eficiencia, Emprendimiento, Empleabilidad, Inclusión, Investigación, Innovación e internacionalización; durante sus 25 años de vida, ha formado a más de 49 generaciones de profesionales en sus diferentes programas educativos. “Con ello se ha impulsado el desarrollo del estado de la región y del país con profesionales altamente capacitados”.

Mejorar la experiencia del estudiante e innovando en el proceso de enseñanza-aprendizaje

En su intervención, el rector Lenin Martínez Pérez, refirió que la UTTAB es una de las instituciones pioneras del Subsistema de Universidades Tecnológicas y Politécnicas y la primera en establecerse en el sureste mexicano. Nace en 1996 como parte de un nuevo modelo educativo con dos objetivos muy concretos: ofrecer nuevas opciones de educación superior y formar profesionistas con una sólida preparación tecnológica pero también con principios y valores de responsabilidad social para impulsar la modernización de la planta productiva y el desarrollo de Tabasco

Image

El objetivo fundamental de la comunidad universitaria es trabajar por y para los alumnos, quienes constituyen su elemento sustantivo, como la razón de ser y existir. La UTTAB profundiza en su esfuerzo trabajando activamente por un modelo educativo que garantice la preparación de profesionales exitosos, privilegiando los contenidos prácticos sobre los teóricos, la vinculación proactiva con el sector empresarial y la consolidación de conocimientos y competencias que colaboren al desarrollo económico y social que la entidad y la nación requieren.

Con base en esos dos ejes rectores, la universidad empezó impartiendo tres carreras y contó con una primera generación de 172 alumnos. El día de hoy ofrece a los estudiantes 30 Programas Educativos: 16 de nivel Técnico Superior Universitario, 5 licenciaturas y 9 ingenierías, y su matrícula es de 2 mil 400 estudiantes. A la fecha, el 58 por ciento de los Programas Educativos ofertados son reconocidos por su buena calidad por organismos acreditadores nacionales e internacionales.

Image

No obstante los avances alcanzados, la UTTAB, al igual que las instituciones de educación superior, se enfrenta a varios retos para continuar ofreciendo una educación de excelencia; entre ellos la globalización, el avance tecnológico que impulsa la cuarta revolución industrial y el impacto provocado por la pandemia del COVID 19 que está obligando a las universidades a repensar el modelo presencial y dar un lugar prioritario a la enseñanza a través de la virtualidad y concretizar un modelo híbrido o blended learnig, teniendo como finalidad mejorar la experiencia del estudiante e innovando en el proceso de enseñanza aprendizaje.

También las universidades deberán afrontar problemas financieros, la igualdad de condiciones de acceso a un mayor número de estudiantes, la investigación y generación de conocimiento, la oferta de posgrados, mayor pertinencia de sus programas y cumplir con su compromiso social.

Image

Al finalizar recordó que en los 25 años de existencia de esta institución se han alcanzado muchas metas y obtenido distintos premios y reconocimientos nacionales e internacionales gracias a la participación de los maestros, estudiantes y personal administrativo. “Particular mención a quienes han tenido la responsabilidad de dirigir los destinos de esta gran universidad: Dr. Walter Ramírez, Ing. José Francisco Fuentes, Mtra. Saraí Aguilar y Mtro. Fernando Calzada”.